Sala de Prensa >> Actualidad
Gremio - Fedecámaras Radio
29 / 08 / 2017
Difícil acceso a las divisas pone en riesgo al sector gráfico en Venezuela

De acuerdo a las estimaciones realizadas hasta julio del presente año, el sector de la Industria de Artes Gráficas en Venezuela se encuentra produciendo solo a un 15% de su capacidad instalada.

“Esta caída de entre el 88 y 85% de la producción en los últimos siete meses en el sector de las artes gráficas se debe, en gran parte, a la falta de divisas”, indicó Edgar Fiols, director ejecutivo de la Asociación de Industriales de Artes Gráficas.

Según Fiols, la industria gráfica depende entre un 80 y 90% de la importación de insumos, materias prima, capital y repuestos para la impresión. También, destacó una importante disminución progresiva de la demanda interna de sus clientes naturales como elemento fundamental para la caída del sector.

“Nosotros como somos un sector productivo transversal al resto de la cadena productiva, fabricamos y producimos etiquetas, empaques, bolsas, papeles comerciales, impresiones de todo tipo, papeles de seguridad; y eso se ha visto muy afectado porque el resto de la cadena también está en las mismas condiciones”, afirmó el director ejecutivo de la Asociación de Industriales de Artes Gráficas.

Asimismo, comentó que han ido tratando de adaptarse a producir con lo hecho en Venezuela, sin embargo, esto no ha sido suficiente como para cubrir el déficit que presenta con cada vez mayor evidencia la industria gráfica.

“Teníamos la esperanza de que, a través de algunos mecanismos como el Dicom, pudiésemos hacernos de algunas divisas que nos permitieran importar materia prima pero, luego de tres meses con el mecanismo en funcionamiento, no fue así”, señaló Edgar Fiols.

Añadió que la industria gráfica en condiciones normales demanda unos 190 millones de dólaresanuales, y que en estos tres meses se nos ha asignado unos 730 mil dólares a tasa oficial de acuerdo a la página oficial de la subasta del Dicom. Esto deslumbra un panorama preocupante, principalmente en el ámbito laboral del sector.

“Sentimos que no hay una política económica por parte del gobierno diseñada para fortalecer la producción nacional como única posibilidad de solventar la grave situación que afronta el país en momentos como estos”, indicó el director ejecutivo.

A pesar de hablar de un estimado de un 30% de las empresas del sector cerradas para este año, Fiols resaltó que lo aún más preocupante es la poca  actividad que tienen las que se encuentran actualmente productivas y lo difícil que va a ser mantenerlas en esta condición a largo plazo.